Es tan bueno el artículo de Mallado, por detallado y extenso, que no puedo menos que recomendar su lectura a todos a los que les interese algo el futuro de Alcalá de Guadaíra.

He tenido la tentación de ni siquiera expresar mi opinión, pero este blog lo empecé para eso y no me parece bien no mojarme en algo, precisamente cuando el artículo de Mallado nos invita a movilizarnos.

Ya sé que no llama a las armas, ni pide que salgamos a la calle, pero describe un escenario tan quieto, tan congelado en el tiempo. Una Alcalá en la que nos dibuja habitando con complaciente recuerdo. En la que nos vemos inmersos  como actores inmóviles, como estatuas de sal que sólo miran atrás y sonríen. Al pasado. --> SEGUIR LEYENDO LA NOTICIA... <--