Un incendio en nuestra casa es uno de los peores temores que todos tenemos. Por eso, cuando leemos que cerca nuestra han fallecidos personas, especialmente niños, se nos encoje el corazón. Por eso, después de leer el artículo de la referencia a pie de página, me pregunto cosas como ciudadano temeroso.

Los accidentes puntuales ocurren y pueden ser sólo culpa de un cruel azar, pero no es así  de fácil con una secuencia. La probabilidad de que ocurran accidentes en una población suficientemente grande es mucho más complicado que se guíe por el azar puntual. Las sucesiones anómalas existen, pero son raras. Podría haber causas y estamos obligarnos a buscarlas. No sea que ignorar las causas tenga un alto precio.
--> SEGUIR LEYENDO LA NOTICIA... <--