Perdón por la expresión. No se me ocurre otra forma mejor de llamar a esto que una “cagada” de marketing y comunicación.

Como si lo estuviera viendo:

– ALGUIEN ha identificado siempre como un valor positivo para los ex-empleados (probablemente en su mayoría hasta ahora los jubilados) poder acceder a productos con unas condiciones más ventajosas que para el resto de los posibles clientes. --> SEGUIR LEYENDO LA NOTICIA... <--