Hace tres años el Ayuntamiento hizo una campaña para fomentar los empadronamientos y así superar los 75.000 habitantes. Esto, se supone, que es muy bueno para Alcalá por ser considerada “Gran Ciudad” y poder obtener ventajas en la gestión y financiación.

La primera de las campañas no tuvo éxito y nos quedamos a las puertas, pero al año siguiente superamos los 75.000, exactamente llegamos al los 75.080 --> SEGUIR LEYENDO LA NOTICIA... <--