En Alcalá han sucedido sucesos extraños. Cosas que no entienden los que lo sufren. Situaciones que durante días y semanas no obtienen respuesta. Nieblas pesadas de cemento, barrios grises con patios de colegio nevados, con algo que tiene aspecto de… cenizas.

Ahora, al cabo de meses, lo quieren explicar con dos líneas vagas, pero no es nada correcto. En mi opinión, profundizan en el error que están cometiendo con los alcalareños y los otros vecinos de los Alcores. Lo explico. --> SEGUIR LEYENDO LA NOTICIA... <--