Si alguno cree que el Ayuntamiento es capaz de argumentar que no podía parar unas obras por estar correctamente y a la vez decir que eran incorrectas y que se arreglarán. Pues eso han dicho. Pero no es cierto. Tanto si algo es evidentemente ilegal, como si hay dudas de que lo sea, tienen la potestad de paralizar la obra, pedir mas papeles e informes hasta estar seguros y pedir correcciones. Nadie es infalible ni necesita tomar una decisión a la ligera. Lo han hecho con otras obras, así que no hay excusa alguna. --> SEGUIR LEYENDO LA NOTICIA... <--