Me parece muy bien que se den facilidades a las empresas para que no cierren y puedan seguir generando empleo y valor.

Por delante lo anterior, pero yo no he sido a quién se le ha llenado la boca hablando de ayudar a los más débiles con el IBI para que las empresas paguen mas.

Si los que cumplen la regla del “pobre” reciben una ayuda “limosnera” del Ayuntamiento, y las empresas ricas (de lujo) también, ¿Quiénes pagamos los impuestos? Pues los de siempre. El resto. Los que les han votado y los que no. --> SEGUIR LEYENDO LA NOTICIA... <--