Mi apoyo a la Plataforma, en su derecho de asegurarse hasta donde la Ley y los procedimientos le permita, de la legalidad que se requiere para poner en marcha la Incineradora de Los Alcores.

Yo creo que lo mejor es una solución negociada, porque por la legalidad estará tarde o temprano todo perdido. Será legal, incluyendo la “trampita” del PGOU y podrán incinerar.

En cambio, una solución intermedia puede ser lo mejor para todos: salud, empleo y medio ambiente. Que incineren mucho menos y cosas menos peligrosas, con más garantías, pero que puedan empezar ya. --> SEGUIR LEYENDO LA NOTICIA... <--