Estamos de Feria en Sevilla. Nuestros jóvenes y los menos jóvenes, tenemos que hacer lo mismo que hacíamos hace 40 años para ir a la feria de Sevilla.

Conducir, autobús, taxi, que te lleven y te traigan. O ir a Dos Hermanas a tomar el tren. Sólo se ha añadido que podemos ir a Dos Hermanas a tomar el Metro.

¿Cómo de lejos está nuestra primera parada de Metro? Muy lejos. La distancia es enorme. Para colmo ahora está en obras el cruce con la Carretera de Utrera y la vuelta todavía suma más kilómetros.

Mapa para comprar distancias enter el Metro de Alcalá de Guadáíra, el Everest y la Fosa de las Marianas.
En distancia, hay que superar la altura del Everest, pero no es para tanto. Los aviones vuelan más alto y la fosa de Las Marianas es ligeramente más profunda.

Cambiando de Feria. Es conocido por todos y asumido, que en nuestra Feria de Alcalá de Guadaíra muchos aprovechan para irse de viaje.
Los buenos precios por ser temporada baja, los días festivos y el buen tiempo, hunden nuestra feria en el fin de semana grande. Pero lo mismo pasaría en Dos Hermanas, aunque no pasa.
¿Qué pasa? Que el Metro combinado con el Tren les traen más de lo que pierden. Y en 2018 TODAS las líneas de autobús de Dos Hermanas tenían parada en el recinto Ferial.

En Alcalá no podemos convencer a los Sevillanos, ni a los de Dos Hermanas, ni a los de Utrera, ni de ningún lado para que vengan en autobús directo a la Feria, ni en tren o en Metro. Ni ir ni venir. Sería una odisea para ellos, igual que es para nosotros ir allí.
Así estamos. Sin un kilómetro más cerca el metro y sin una buena combinación de autobuses con las ciudades vecinas.

En cambio, promesas sí. Largas promesas. Eternas promesas que alguna vez no perdonaremos en elecciones. Alguna vez será. Es para ponerse un poco triste, pero no para bajar los brazos. No votes al PSOE en Alcalá. Por favor. Haz que sean pasado.