Ciudadanos, en Alcalá de Guadaíra, solo ve la paja en ojo ajeno y no la viga en el propio, con bastante descaro.

Sabiduría pura para aplicarse siempre.

Acabo  de leer una artículo publicado y firmado por (así firma) una “Politóloga, militante de Ciudadanos, con cargo Político en el Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra.”

En el artículo se puede leer una secuencia de críticas, especialmente dedicadas a “Alcalá Puede” y “Podemos”.

Con todo el cariño, se podría decir,  describe la división interna que hubo “por parejas” y la nueva división que parece ahora hay, entre Jessica y los demás.

No veo tu paja por culpa de mi viga.

También se entretiene  criticando las divisiones que hay en el PSOE de Alcalá. La lucha “Susanistas” contra “Sanchistas” , resaltando lo poco efectiva que ha sido la “Alcaldesa sustituta” renovando prácticamente nada de lo que heredó de Limones.

Y de esas cosas que critica a Podemos y PSOE, estoy bastante de acuerdo. Los matices “de opinión” no los puedo contrastar, pero mostrar una división tan importante a tus votantes y a los ciudadanos en general, es impresentable e invendible como buen gobierno posible.

Rompetechos era feliz viendo su realidad, pero era un cómic, no un politólogo.

Ahora bien, se le ha olvidado hacer mención a su propia situación en Alcalá:

  • Sacan dos concejales
  • Apoyan a Limones como Alcalde, sin necesitarlo
  • La Portavoz y Nº1 de Ciudadanos es una de las personas a las que se le asigna un sueldo del Ayuntamiento
  • Apoyan al PSOE de Limones en repetidas, controvertidas, votaciones.
  • Para el Grupo Municipal, contratan de asesor al “ex-candidato” de Ciudadanos de Dos Hermanas que dimitió el día de las elecciones por un asunto de “presunto chantaje” por consumo de drogas.
  • Nombran a la pareja de una de las concejales para el Consejo de Administración de una empresa municipal.
  • Se pelean “por lo que sea”.
  • Una concejal le cambia la llave de la oficina a la otra. No se pueden ni ver.
  • El asesor contratado deja su puesto de asesor o, más bien, le hacen dejarlo.
  • Expulsan de Ciudadanos a la Nº1
  • Le quitan el sueldo y se lo dan a la Nº2
  • Contratan nueva asesora (La autora del artículo).
  • Un Juez dice que tienen que readmitir a la expulsada y vuelve a ser un grupo de 2.
  • Para luego volver a expulsarla.

No, en Ciudadanos no hay división ni  nada parecido. ¿Tú que opinas?

No hay que confundir unas “peleítas” con una división. ¿División en Ciudadanos? Los amores reñidos son los mas queridos. Y sólo son dos personas , o tres, o cuatro para pelearse.

Se ve que nada de esto le parece comparable a la división de Podemos o del PSOE de Alcalá. Yo creo que hubiera hecho mejor en callarse, pero así se le hubiera fastidiado el artículo.

Ciudadanos en Alcalá no ha hecho todavía nada bueno. Nos debe por lo menos la autocrítica que no hace.

Ciudadanos puede hacer mucho bien a Alcalá, pero así no conservará votos.

Lee el artículo y opina.

El Articulo:

____________________________________

Los cambios de temperatura repentinos parecen no ser los únicos que han venido de improviso a la Corporación de Alcalá de Guadaíra.

Nombramientos de nuevos Portavoces y cambios de Delegados parecen ser las únicas políticas que se ejecutan por parte de algunos grupos políticos de Alcalá de Guadaíra. Vientos gélidos asolan la Casa Consistorial mientras a “pie de calle” el calor agudiza sin piedad las aulas de nuestros centros escolares, ¿seguimos haciendo política?

Los politólogos entendemos que los ciudadanos penalizan las peleas internas de los Partidos Políticos, así como, las peleas entre los “titanes”, ya que pasan más tiempo discutiendo “quién se colgará la medalla” que recorriendo las calles alcalareñas.

Alcalá Puede cambia de Portavoz a mitad de mandato. Compuesto por cuatro concejales que desde un inicio no se hablablan y divididos en grupos de dos, ahora parece ser que la ex-capitana queda sola, enfrentándose así a sus tres compañeros restantes y, pasando la futura capitana al bando “enemigo”. ¿Seguimos haciendo política?

El Partido Socialista, dirigido por Antonio Gutiérrez Limones, al comienzo del mandato, queda sustituido por Ana Isabel Jiménez, mano derecha de Susana Díaz, al destaparse presuntos casos de corrupción por parte del primero. Pero un dato cuanto menos curioso del equipo de gobierno es que la mayoría de los concejales que formaron parte del equipo de “Limones” siguen formando parte del nuevo equipo “susanista”, incluido Salvador Escudero (defensor a ultranza de Pedro Sánchez en las pasadas primarias). ¿Seguimos haciendo política?

(…)

El artículo completo para leerlo en “Sevilla Directo”