Un señor particular, el empresario Dionisio Jara, ha denunciado irregularidades y la investigación va progresando. Yo creo que puede convertirse en un merecido héroe local. Explico por qué lo merece él y lo merecemos nosotros. Tenemos una especie de «Don Erre que Erre» moderno en Alcalá. Nuestro «Ciudadano Coraje».

En la película, la lucha era contra un Banco (por cierto, que el discurso es de acertada actualidad). Aquí es contra la forma de hacer de nuestro Ayuntamiento.

 Muy resumido el tema, para el que no quiera leer el artículo al pie: Hay un concurso público para llevar el servicio de Grúas y depósito de vehículos municipal de Alcalá. Se presentan teóricamente tres empresas, pero una no acaba el proceso, otra incumple varios de los requisitos y la tercera era la de Dionisio que lo llevaba hacía años.  No se lo dan a Dionisio «por algún motivo», y la empresa a la que se lo dan tiene tantos problemas de diferente tipo que se lo quitan en sólo un año. Dionisio tiene el convencimiento de que estaba amañado todo y se va a los juzgados a defender sus derechos.

Alguien que conoce el tema directamente, me contó que el Juez le llegó a preguntar  al Sr. Jara algo como:

– «Bueno, pero ¿Vd. qué pide? ¿Qué es lo que piensa ganar con esta denuncia?»

A lo que Dionisio Jara respondió que «Nada», causando mucha sorpresa en su Señoría, como podéis imaginar.

No hay un trasfondo económico hoy, ni un negocio pendiente, ni una recuperación de pérdidas. Nada material.

Si tengo razón, que me la den. No me rendiré.

Si tengo razón, que me la den. No me rendiré.

Dionisio Jara está luchando por demostrar que él tenía razón, que se cometió una injusticia, que eso provocó daños a una empresa local, a sus empleados de entonces, que provocó daños demostrados al propio Ayuntamiento de Alcalá y que nadie ha asumido ninguna responsabilidad por ello. Ni Judicial ni Políticamente.

Tus, sus, tus, sus, al final no hay acuerdo sin que alguien se humille ante el que tiene el poder:

Él estaría en su derecho de pedir compensaciones, y puede que se equivoque al no hacerlo, pero si lo hubiera hecho habría una «parapeto fácil» para los que no se fían de los que quieren ganar dinero, y saben usar la comunicación para desacreditarlos.

En este caso no hay nada de eso.

Así que, a buscar otra razón o dale el beneficio de la duda… y tu apoyo.

El sometimiento de muchos empresarios a la arbitrariedad en los procesos Administrativos es un hecho en España. Este sometimiento va desde casos de corrupción, pasando por la incompetencia, la descoordinación y finalmente lo que podría ser entendido como el «síndrome del Cortijo sectario».

Siguiendo las normas, no deberías tener que pedir favores ni dar explicaciones. Es tu derecho por reglamento.

Un empresario no debería tener que hacer la pelota, caer simpático y hacer favores encadenados a una Administración Pública, ni a funcionario, ni a político alguno, para poder acceder a una concesión administrativa o a conseguir ganar concursos o licitaciones.

Peor todavía, en un grupo cerrado, unos pocos fieles podrían apoyar lo que se vende como una «antipatía», ignorando que para uno o varios de ellos hay otras cosas más feas, verdaderos motivos económicos por los que lo mueven. De forma que cuesta trabajo distinguir entre fanáticos torpes y ladrones manipuladores.

Como no te has humillado ante el poderoso, ni hay puros, ni hay acuerdo. Pero Don Erre seguirá hasta el final y ganará.

Las dos cosas son muy difíciles de demostrar. Especialmente si el empresario tiene intención de seguir teniendo negocios en su ciudad, en su provincia o región. Si se puede encontrar con los mismos funcionarios, políticos o amigos en cada esquina de la siguiente contratación. Y de ti depende tú familia y la de tus empleados.

¿Te atreverías tú a denunciarlo? Tela de complicado.

Por otro lado, si no te afecta, si vas a dejar el negocio o te vas a dedicar a otra cosa, las motivaciones para meterte en los juzgados son mínimas. Gastar tiempo, recursos, disgustos que encima te restan de tus otros planes importantes.

Pues aquí tenemos a Don Dionisio. Que dice el hombre que tiene razón. Que le fastidiaron un negocio injustamente quitándole una concesión en el 2007 que le correspondía en justicia. Que luego a la empresa que se lo dieron tuvieron que quitárselo por autenticas barbaridades (Lee el artículo de El Mundo al final). Que le confesaron que «todo» estaba acordado para que no se lo dieran a él. Y que decide que denuncia y va a por todo para que salga la verdad a relucir.

Y «Jaime Rico», la persona que ha declarado en el Juzgado desde la empresa que «se llevó el gato al agua» en lugar de Dionisio, ha dicho esto (Extraído del artículo del periódico de papel, que extiende la información digital)

Por supuesto, esto lo dice un implicado en un Juzgado. El Juez decidirá si es verdad o no.

Por supuesto, esto lo dice un implicado en un Juzgado. El Juez decidirá si es verdad o no.

Y yo insisto en llamar a Dionisio nuestro «Ciudadano Coraje». Creo que no podemos pasar por alto que nadie se lo ha pedido y que no gana nada personal. En cambio, este tipo de acciones limpia las instituciones, alerta a los funcionarios y da valor a los empresarios, En definitiva, nos ayuda a todos a mejorar. Es algo que una sola persona hace y nos ayuda a todos.

No creo que tenga tan buenos efectos para mejorar, la medida recientemente aprobada en el Ayuntamiento para que los ciudadanos puedan hablar en el pleno. Ningún partido tenía fácil votar en contra por impopularidad. Además se van a poder adornar con «aparataje» dependiendo de quién hable y sobre qué, pero no va a aportar nada excepto lucimiento. Nada práctico, o poco. Si el Ayuntamiento no gestiona todas las mociones que se aprueban, si PSOE y las 2 de Ciudadanos +2 de Alcalá Puede bloquean todo lo investigable y aprueban lo imposible siguiendo al PSOE. Si no funciona bien el Ayuntamiento… dejar que hablemos ahí unos minutos es sólo un adorno para despistados. Creo que es una buena medida, pero para otro tiempo menos exigente.

Ahora toca otra cosa. Del tipo de cosas que está haciendo Dionisio.

 Si lo conoces, por favor, transmítele a Dionisio nuestro agradecimiento y apoyo como vecinos.

Tenemos un héroe local en potencia.

 

La Noticia:

____________________________________

Titular del artículo en el Mundo el 12 de Enero de 2016

Titular del artículo en el Mundo el 12 de Enero de 2016

Un juez ve indicios de amaño al adjudicar la grúa de Alcalá

Un nuevo escándalo judicial amenaza con salpicar al (aún) alcalde de Alcalá de Guadaíra, el diputado socialista Antonio Gutiérrez Limones, al que la Fiscalía ya ha señalado por el presunto desvío de fondos de la empresa municipal ACM. El nuevo quebradero de cabeza del histórico regidor alcalareño es el concurso por el que en el año 2007 el Ayuntamiento que preside adjudicó el servicio de retirada de vehículos de la vía pública -la grúa municipal- a una empresa, Transporsur SL, que no cumplía prácticamente ninguno de los requisitos que se pedían en el pliego de condiciones de un concurso en el que el juez ha visto indicios de que pudo ser amañado.

Tanto es así que ya ha imputado (el antiguo término del investigado que ahora establece la Ley de Enjuiciamiento Criminal) a dos de las personas que participaron activamente en aquella adjudicación y que formaban parte de la mesa de contratación. Se trata del jefe del Servicio de Contratación municipal, Juan P.G., y del ex director de Tráfico y ex asesor de la Policía Local, Rafael B., que tiene plaza de funcionario de la Policía Local de Sevilla, donde actualmente ejerce como inspector.

Ambos han declarado ya ante el titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 1 de Alcalá de Guadaíra, que tramita unas diligencias previas que van más allá e incluyen al propio alcalde y a los otros miembros de la mesa queadjudicó el contrato, como la ex concejal Guillermina Navarro -presidenta de honor del PSOE local-.

Que hubo irregularidades en el proceso administrativo de adjudicación queda de manifiesto en un informe -en poder del juzgado- (…)

Leer la noticia completa en El Mundo