El Partido Andalucista propone la recuperación del la “Fuente del Perejil”, cosa que me gusta y apoyo.

Quizás este tipo de intervenciones vistas de forma aislada se puedan quedar en la anécdota, por lo que se parece a la añoranza de cuestiones menores, emotivas… pero que no aportan mucho valor en estos días, con las necesidades que hay.

Pero yo no lo veo así. Lo veo interesante y factible, sobre todo si se contempla dentro de un plan estratégico de “promoción y explotación turística” de Alcalá.

Fuente de El Perejil

Fuente de El Perejil

¿Qué ha sido lo más valioso que ha tenido Alcalá durante siglos?

El agua. Los manantiales de agua. Tanto para dar de beber a Sevilla y los alcalareños, como para regar nuestras huertas y mover las ruedas de los molinos.

Los alcalareños sabemos como de especial es nuestro río con su bosque, los pinares y los múltiples manantiales que siempre han acompañados nuestros paseos.

¿Le habéis preguntado a gente de fuera de Alcalá (y muchos de dentro) por nuestros manantiales? ¿Por nuestras fuentes naturales de agua? No las conocen. No saben lo numerosas que son (o han sido) ni como llegar a ellas.

Peor todavía, si lo supieran y vinieran a verlas, encontrarían casi todas las fuentes o manantiales abandonadas, varias secas y, lo peor de todo, podría venir a Alcalá e irse sin dejarse, ni por error, un sólo Euro en nuestro pueblo.

En frente de la Biblioteca y de los dos puentes sobre el río.

En frente de la Biblioteca y de los dos puentes sobre el río.

No quiero ni saber lo que nos han costado las monumentales fuentes de RABESA y BECA, o el Jardín “moderno” de los Peones Camineros de la calle Bailén. Pero a lo que nos ha costado construirlos, habrá que sumarle lo que nos cuesta mantenerlos o la penosa imagen que dan si no se mantienen. Cuestión que se carga completamente el sentido de tenerlos ahí, si es que alguna vez tuvieron sentido alguno.

Viendo esas fuentes monumentales, ningún viajero y ningún vecino, podría concluir que Alcalá es un lugar especial por el agua. Son aguas artificiales. No evocan frescura alguna. Recuerda esa fuente “el taco” con el que se habrán construido. Que sí, que Alcalá iba a ser… lo que el PSOE pensara (pensando bien), y que era bueno adecentar esa entrada del pueblo, apoyar el desarrollo de RABESA, lo que quieran que pensaran. El resultado es pobre y el coste ha sido alto. Muy mal.

¿Cuánto hubiera costado recuperar la Fuente del Perejil? ¿Y reconstruir la Fuente del Piojo al pie del Calvario?

Pensemos lo que se fijaría en la retina de todos los que pasen por esa carretera. Dos fuentes naturales. Caños echando agua que sale del suelo. Eso no tiene precio como muestra de lo especial y atractivo que es nuestro pueblo para visitar.

Hace unos años se recupero el manantial de Oromana y se “apañaron” lo tres más cercanos al Puente del Dragón. En cambio, hoy, los cuatro están en un estado lamentable.  El coste anual de mantener tres de ellos en condiciones debe ser bastante menor de lo que cuesta que funcione la bomba de agua en la “cascada” de RABESA. El cuarto, el de Oromana, está completamente seco y  parece más complicado por un derrumbamiento de galerías, pero no creo que hoy sea imposible una cosa que hace 700 años la hacían personas y cuatro herramientas.

Un plan que definiera una “ruta de los manantiales de Alcalá” con tres extremos, uno en el Puente del Dragón y el otro en el Manantial de Santa Lucía y otros en el Centro de la ciudad. En el plan que se permitiera especialmente una conexión con la oferta hostelera no importa por donde empieces la visita.

Dejas el coche y desayunas en un extremo, almuerzas en el otro, te vuelves y tomas café en el centro. Compras tus tortas, tu “ligaito” y regresas al coche. Aquí vendrán si “ven algo”, “pasean algo” y hay “buenos bares.”. Tenemos las tres cosas, pero hay que combinar las visitas con los consumos.

Pues más del 50% del impacto de esas rutas (Posicionamiento de marca), sería que los que vengan al pueblo vean salir el agua de la tierra. A todos nos resulta imposible olvidar donde hemos visto fuentes y nos resulta muy fácil explicar donde las hemos visto. Es un instinto básico atribuir valores positivos a un sitio de donde mana el agua.

Así que busca a 15 kilómetros de Sevilla un lugar parecido a Alcalá. No lo hay. Vivimos en un lugar muy especial, pero en lugar de “forrarlo con el taco” de acero inoxidable o de “hierro oxidado decorativo”, con haber puesto una hilera de ladrillos de gafa encalados y poco más en los manantiales, le estaríamos sacando mucho más partido.

He leído sobre la iniciativa estética para “buscar una coherencia” en el centro, que lo veo también coherente con este tema. Ojalá se pongan de acuerdo todos y se llegue a algo positivo. Por bien de todos, la economía y la generación de empleo local.

No es un ben enfoque comercial recomendar de partida que se use el “tupperware”, como se dice en la página 44 de “La Revista de Alcalá”. El enfoque turístico debe ser interesado. Ya se encargará el turista o el vecino en adecuar su presupuesto a las opciones disponibles.

Bien por el Partido Andalucista por esta iniciativa, y por no juntarse mucho con los de “La Asamblea de Alcalá” que son buena gente, con buenas intenciones,  pero tienen una mezcla con mucho peligro.

Nota de prensa del PA:

_____________________________

Los Andalucistas proponen la recuperación de la Fuente del Perejil

A pesar de que en 2003 ya se acometieron diversas reformas a petición de los andalucistas, este referente histórico de Alcalá vuelve a encontrarse en estado de abandono.

El concejal del Grupo Municipal Andalucista en el Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra, Manuel Casado, ha manifestado que “no es de recibo que un elemento histórico y artístico dentro del patrimonio cultural alcalareño como es la Fuente del Perejil se encuentre nuevamente tan sucio, abandonado y dañado”.

fuenteperejil3

El estado que actualmente presenta la construcción es de total abandono con azulejos deteriorados, la fuente situada en la zona sin agua, el recinto con numerosas humedades, etc. A ello debemos añadir la merma que supone para el histórico abrevadero la ocupación que se hace del entorno por los vehículos estacionados -lo que limita su visión hasta ocultarlo-, llegando a restarle el protagonismo que históricamente le corresponde.

“Cabe señalar que esta emblemática zona de Alcalá era -en otros tiempos- punto de encuentro de las aceituneras al salir de los almacenes, abrevadero de los mulos en su ruta del pan hacia Sevilla, lugar de juego de niños y sesteo de mayores, por lo que constituye un lugar emblemático y entrañable de nuestra ciudad”.

Por ello, la iniciativa andalucista no sólo se circunscribe a la recuperación de la fuente sino que abarcaría la integración de todo el entorno llegando, si fuera preciso, a ampliar la zona de esparcimiento y disfrute por parte de los ciudadanos favoreciendo con ello un mayor disfrute lúdico y visual del mencionado elemento histórico y artístico.

Por ello, los Andalucistas de Alcalá pedirán en el próximo Pleno la recuperación y restauración de esta zona como una actuación más dentro de la puesta en valor del patrimonio histórico artístico alcalareño.

The following two tabs change content below.