Parece un evento muy divertido, barato de organizar y que podría congregar a miles de personas. Espero que el lugar seleccionado no deje un desastre irreparable tras el evento. Nuestros ecologistas estarán atentos seguro.

Nadie te reconocerá, aunque la tierra de Alcalá será rojiza y amarillenta, suponemos.

Nadie te reconocerá, aunque la tierra de Alcalá será rojiza y amarillenta, suponemos.

No lo encajo muy bien en la línea de atraer empresas, empleo y tampoco para generar una actividad deportiva durante todo el año. Es sólo un evento festivo. Una fiesta original y mediática. Pero una fiesta divertida que me gusta.

La web de “THE MUD DAY” ya anuncia el evento en Sevilla, que es en realidad en Alcalá. Y éste es el formulario de inscripción en la prueba. Los primeros en inscribirse es mucho más barato que los últimos.

Un poco caro pero son tarifas tipo internacionales. (No incluye las lavadoras que tendrás que poner en tu casa para volver a meter en razón la ropa.)

Una pena que en la web no haya un enlace a la información turística de Alcalá. Los mandamos para Sevilla. O como en la vuelta ciclista… que se vayan para Córdoba nada más acabar.


No están los tiempos para decir que no a pasárselo bien, por lo que si el Ayuntamiento considera que tiene recursos (tiempo y dinero) para que Alcalá se lo pase bien, pues yo iré a verla con mis hijos.

Con la experiencia de la Vuelta Ciclista, en la que no escatimamos esfuerzos para lucir nuestra ciudad en los medios, con claro éxito, este tema supongo que lo haremos con la gorra.

Aun así, me preocupa que sea una línea a seguir el pan y circo. Lo que Alcalá necesita son fábricas de pan que generen empleos.

La noticia:

_________________________

 

Alcalá de Guadaíra (Sevilla), 26 ago (EFE).- La II edición del Mud Day, Día del Barro, se celebrará en la localidad sevillana de Alcalá de Guadaíra el próximo 21 de noviembre sobre un circuito de 13 kilómetros que incluye 22 obstáculos que los participantes tendrán que sortearen medio del barro.

La I edición tuvo lugar en Toledo con 5.000 participantes y Unipublic, la empresa que organiza la Vuelta, ha decidido repetir la experiencia en tierras sevillanas, concretamente en Alcalá de Guadaíra, localidad que este miércoles fue meta de la quintaetapa de la Vuelta a España.

Las carreras de barro nacieron a finales de los años 80 en Inglaterra como un reto mental y físico, con el eslogan de “Correr no es suficiente”. Esta prueba invita a los participantes a superarse, sin límite de tiempo ni clasificaciones.

(…) Leer más en Mundo Deportivo

The following two tabs change content below.