Limones y Podemos - hombro con hombro casi seguro

Limones y Podemos – hombro con hombro casi seguro

Encuentro en un grupo de Facebook una curiosa foto.

La foto es una anécdota sin importancia, pero sirve para ilustrar la reflexión.

Se les ve muy agustito… Se lo pasan bien. Hay buen rollo.

Es normal que pase por simpatía “natural” de nuestro Alcalde, pero también, a lo mejor, por lo que pueda pasar. Que no puede ser nada mas que un pacto, en caso de necesitarlo.

Y es que es normal que pase lo inevitable.  ¿Con quién van a poder pactar los unos y los otros?

Sin saber el efecto que las inminentes elecciones Autonómicas tendrá en las siguientes Municipales, y reconociendo que ese efecto puede ser muy importante, las afirmaciones son así de rotundas y casi indiscutibles para el ayuntamiento en Alcalá de Guadaíra:

–  Hoy no es posible un gobierno municipal de izquierda que no contemple al PSOE

–  Hoy no es posible un gobierno de cualquier otro tipo que no contemple al PP.

La fuga de votos del PSOE a Podemos es aparentemente muy grande. Y esto ha generado un conflicto proporcional en los todavía fieles socialistas de toda la vida: “En solitario no llegamos pero pactar con Podemos es darles la razón a los que se han marchado.”

Aun así, no hay alternativa menos mala. Con los otros grupos se llevan peor y levantarán las alfombras si pueden, además de que su peso parece que será mucho menor.  Hay demasiada historia pendiente.

Si Podemos tiene la llave de la Alcaldía de Alcalá, el candado es del PSOE y pactarán seguro.

Desgraciadamente, eso puede ser garantía de que nada cambiará o que cambiará para peor. Porque no me imagino a nadie de Podemos levantando las alfombras de sus socios del PSOE desde el primer día. ¿Romper el pacto el primer día y dejar sus cargos recién estrenados?

Y si Podemos no tiene la llave, el PP tendría un reto por delante de mayorías o pactos.

Un reto que sólo podrán gestionar con éxito si la mayoría de sus votantes distinguen con claridad entre: (1) castigar a sus líderes nacionales (Bárcenas, etc..)  quizás en las elecciones autonómicas y (2) en cambio volver a serles fieles buscando un cambio razonable en el Ayuntamiento después de más de 30 años.

En resumen, disyuntivas para entretenerse.

La foto es buena, eso sí.